Me voy

Me voy de casa y no es por ti, es por mí. Me voy con ganas de crecer y ser valiente, me voy porque lo necesito, necesito un recinto para llenarme nuevamente de paz, perdonarme y perdonar. Si, lo lees bien, perdonar. Hay muchas cosas que necesito sanar, sé que tú y él han tratado de ser la mejor versión de ustedes, nadie les enseño y trataron siempre de dar lo mejor que parecía para mí, pero es claro que muchas cosas se “disfrazan por amor”. Y de perdonarme porque no supe comprender la manera de muchas de sus reglas y enseñanzas de la manera que querían.

Me voy de casa mamá y no es por ti, es por mi, no quiero que llores porque me partiría el corazón pero llegó el momento de alzar por fin las alas, necesito saber que se siente repartir el sueldo para el arriendo, los servicios, la comida y las vacaciones y que debe durarme 30 días. Quizás te tardes un poco en comprender y me llames con un nudo en la garganta al ver la casa totalmente vacía, pero mamá me tengo que ir. Necesito saber escoger la ropa a la hora de lavar, de que limpiar es más satisfactorio cuando me costó hacerlo, necesito aprender a cocinar más allá de la dieta de supervivencia de un fin de semana, de comentar en alguna reunión social en casa los inumerables consejos que me has dado y que a veces no valore del todo, tengo que aprender a convivir conmigo misma, a despertarme y hacer todo sin esperar que tú lo hagas todo por mi mientras yo leo un libro o veo mi película favorita. Tengo que aprender a ser fuerte cuando llegue de la oficina después de un mal día y solo quiera un abrazo.

Pero no quiero que creas que es así de fácil para mí, me tomo mucho tiempo cargarme de valentía, no será fácil y me va a doler llegar a casa y no ver tu bonita sonrisa. Sé que siempre tuvimos muchas diferencias pero sabes que te amo y tienes que dejarme volar, necesito liberar está presión que mantiene en mi pecho, este sentimiento reprimido de libertad que se oculta en lo más profundo de mi ser.

“Pero No importa lo que haga, no importa donde esté, tú siempre serás la base de todo. Pero necesito crecer, mamá, es hora de que me vaya”.

Diana Orejuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s